Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > La bomba elefante
La bomba elefante 2015-10-06



Publicado en el Diario Vasco el 30 de julio de 2005



Ian Thorpe nos cuenta una terrible historia que vivió en Zimbabwe. Cuando tenía 18 años daba clases en una aldea cuya única fuente de agua procedía de un pozo al aire libre a tres kilómetros de distancia. Un día una serpiente cayó en el pozo y se pudrió. Por toda la aldea se propagó la disentería. Dos de sus alumnos murieron.

Regresó a Inglaterra, su tierra natal, y estudió Ciencias Medioambientales en la Universidad de East Anglia. Allí no dejó de dar vueltas al problema del agua. Por un lado, el que el pozo estuviera sin protección podía producir accidentes como el de la serpiente, por otro lado que todo el proceso fuera manual: ir con el cántaro, bajar el cántaro con una cuerda, volver a subirlo, ... hacía que las niñas—que eran las encargadas de conseguir el agua para la familia—faltasen muchas veces a clase.

Así que pensó una solución. Por una parte había que proteger el pozo, lo que se podía hacer rodeándole con un muro de ladrillos y poniendo techo. Por otro, había que simplificar el mecanismo de subida. Encontró una vieja noria que se usaba en China hace más de 2 000 años y vio que con pequeños retoques era lo que se necesitaba. Los canjilones son muy simples, una especie de gran arandela con el mismo diámetro que una sencilla tubería de PVC. Las arandelas están unidas mediante nudos a la cuerda que da vueltas. La tubería de PVC—por la que suben las arandelas—está sumergida en el agua del pozo. Las arandelas circulan dentro de ella bien ajustadas y levantan el agua. Para mover los canjilones se utiliza una cadena de bicicleta y pedales. Al pedalear, el agua sale por una tubería que parece la trompa de un elefante, de ahí el nombre de la bomba.

De ese modo tan sencillo el agua está protegida, evitando enfermedades, y las niñas la obtienen más rápidamente y acuden más veces a clase.

Enviado por flexarorion a las 07:15 | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/75901

Comentarios

© 2002 flexarorion