Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > Ferdinand de Verbiest
Ferdinand de Verbiest 2015-06-22

Ferdinand de Verbiest

Publicado en Diario Vasco. Big Bang el 4 de abril de 2015

Autor: Félix Ares

Un concurso científico a vida o muerte en la dinastía Qing

Por casualidad he conocido algo de la extraordinaria vida del jesuita Ferdinand Verbiest que nació en Flandes en 1623, es decir, cuando estaba bajo control español.

Estudió filosofía y matemáticas en Lovaina, teología en Sevilla, y astronomía y matemáticas en Roma. Tras ser ordenado sacerdote partió junto otros 35 misioneros para una misión en China. Llegó a Beijing, colaboró con el entonces director del observatorio astronómico y gabinete matemático, el también jesuita Johann Adam Schall von Bell.

Las relaciones entre los jesuitas y el emperador cambiaron drásticamente. Con el emperador Shunzhi se llevaban muy bien, pero a su muerte le sucedió el emperador Kangxi de solo siete años de edad y al regente no le gustaban los jesuitas. En 1664 el astrónomo Yang Guangxian desafió a Schall von Bell a un concurso astronómico. Ganó Guangxian y Schall y otros jesuitas fueron condenados a morir, tras sufrir un duro martirio: dos meses atados a estacas de madera que no les permitían ni estar de pié ni sentarse. En ese periodo ocurrieron diversos malos acontecimientos. El 16 de abril de 1665 hubo un terremoto que destruyó la cárcel donde se iba a celebrar la ejecución de los jesuitas, un fuego destruyó la parte del palacio donde se pronunció su sentencia y un extraño meteoro se vio en el cielo. Estos hechos se interpretaron como un presagio, y cambiaron la pena de muerte por deportación.
En 1669 el joven emperador Kangxi logró deshacerse del regente cuando se demostró que era corrupto. Nuestro viejo amigo, el astrónomo Yang Guangxian, le informó de que el calendario para 1670 tenía muchos errores. El emperador hizo un concurso para comparar la astronomía China y la Europea. Cada equipo debía responder a tres preguntas: 1) predecir la longitud de la sombra de un gnomon de una longitud determinada un cierto día al mediodía. 2) las posiciones relativas y absolutas del Sol y los planetas un día dado y 3) predecir la fecha exacta de un eclipse lunar. El premio para el perdedor era la muerte.

Guangxian y Verbiest compitieron. El flamenco usó una edición actualizada de las Tablas Rudolfinas, que había elaborado Johannes Kepler a partir de los datos de Tycho Brahe y ganó en las tres pruebas. Por ello fue nombrado director del Observatorio astronómico de Beijing y de su gabinete matemático, los jesuitas exiliados pudieron volver y Guangxian fue condenado a la misma muerte que había planeado para los jesuitas, aunque al final su pena fue conmutada por el exilio.

Enviado por flexarorion a las 07:08 | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/75679

Comentarios

© 2002 flexarorion