Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Agosto 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > Carreteras quinta generación
Carreteras quinta generación 2015-06-09

Carreteras quinta generación

Publicado en Diario Vasco. Big Bang el 25 de marzo de 2015

Autor: Félix Ares

Una mirada a las carreteras del próximo futuro

Probablemente usted al leer el título de esta columna haya pensado, ¿¡ah!, pero las carreteras tienen generaciones? Pues sí. Primero fue el camino de mulas; después vinieron las vías romanas, mucho más exigentes pues tenían que permitir el paso de ejércitos armados y de carros de transporte; después, como consecuencia del automóvil y de las bicicletas, se desarrollaron las calzadas con asfalto; el siguiente paso fueron las autopistas; y en el futuro serán las carreteras de quinta generación. Las carreteras actuales son el resultado de una evolución bimilenaria. El imperio Romano necesitaba de rutas rápidas por las que pudieran circular velozmente los correos imperiales y las carretas de comerciantes. Ello obligó a que los antiguos caminos de tierra apelmazada se hicieran mucho más complejos, con diferentes capas, algunas que permitían el drenaje y evitaban que la carretera se cubriera de agua, y en la parte superior pavimento plano que permitía que los correos a caballo alcanzasen gran velocidad. La generalización de la bicicleta y de los automóviles impulsó las carreteras apelmazadas con apisonadora y que ofrecieran una superficie lisa que evitase los botes. Se consiguió asfaltándolas. Tras la Segunda Guerra Mundial el tráfico se intensificó de tal manera que se desarrollaron las autopistas. Y ahora nos encontramos inmersos en una gran revolución. El primer aspecto de esta revolución es la duración. Por término medio, la superficie hay que renovarla cada diez años. Las reparaciones tardan mucho y son muy molestas para los usuarios. Se trata por todos los medios de que duren más y que a la vez se reparen en menos tiempo. Hay una amplia panoplia de soluciones que se están experimentando en distintos lugares del mundo. Algunas son sorprendentes. Por ejemplo, dentro del recubrimiento bituminoso habitual, hay bolitas con bitumen nuevo. Cuando la circulación vaya desgastando la calzada van apareciendo las bolitas que revientan y cubren los huecos. Otra idea que está siendo probada es incluir en el pavimento bituminoso hilos conductores que cuando el firme esté deteriorado se conectan a la electricidad, se calientan, el bitumen se funde y tapa las grietas.
Pero la duración tan solo es uno de los aspectos. También deben ser dinámicas y reconfigurarse con el tráfico existente. Deben comunicarse con los vehículos y darles instrucciones y deben obtener energía para las señales y para alimentar a los coches eléctricos que circulan por ellas.

Enviado por flexarorion a las 05:17 | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/75654

Comentarios

© 2002 flexarorion