Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Agosto 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > Planchar (Publicado inicialmente en 2005)
Planchar (Publicado inicialmente en 2005) 2015-04-07

Publicado en el Diario Vasco, columna Big Bang, el 18 de julio de 2005

Planchar

Todos sabemos que para quitar las arrugas a un tejido hay que plancharlo. Los ingredientes básicos son una plancha y un poco de agua para humedecer ligeramente la tela. La plancha da calor y somete al tejido a una cierta presión. Con ayuda de nuestra mano produce un estiramiento.

¿Por qué funciona ese procedimiento? La respuesta no es trivial.

En primer lugar tenemos que saber lo que es una arruga. Las fibras de tejido están formadas por moléculas muy largas (fibras). Mientras están una detrás de otra, como en una cadena, todo va de maravilla. Pero a veces las moléculas se retuercen. Siguiendo con el símil de la cadena, pensemos que tenemos los eslabones 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9 y 10. Si están en ese orden y uno detrás de otro tenemos un tejido liso, perfectamente planchado. Pero puede ocurrir algo parecido a esto: tenemos los eslabones 1, 2, 3, 4 y 5 en línea recta, pero el 6 retrocede y se monta sobre el 5, el 7 sobre el 4, el 8 sobre el 3,... Muchas veces ocurre que las moléculas que están unas al lado de otras se unen más profundamente: se forma un enlace químico entre ellas. En ese caso tenemos una arruga.

El calor de la plancha lo que hace es suministrar energía suficiente para que el enlace se rompa. La presión debida al peso de la propia plancha más el estiramiento al que sometemos a la tela al desplazarla, hace que la cadena antes retorcida vuelva a ser 1,2,3,4,5,6,7,8,9 y 10.

¿Y para qué es el agua? ¿Por qué para planchar se suele espolvorear con agua? El agua es una molécula que es positiva por un lado y negativa por otro, por ello es capaz de debilitar los enlaces moleculares, que no dejan de ser atracciones eléctricas. En telas como el algodón, en los que algunas arrugas son debidas a enlaces un poco más fuertes, el agua se mete en medio y debilita dichos enlaces facilitando la labor de la plancha y de la mano.

Enviado por flexarorion a las 19:17 | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/75515

Comentarios

© 2002 flexarorion