Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > El prodigio realizado: Adiós a la telefonista (Publicado inicialmente en 2005)
El prodigio realizado: Adiós a la telefonista (Publicado inicialmente en 2005) 2015-04-07

Publicado en Diario Vasco, columna Big Bang, el 17 de julio de 2005.

El prodigio realizado: Adiós a la telefonista

Así titulaba el periódico La Voz de Guipúzcoa la noticia local más importante del día 13 de junio de 1926: la instalación de una central telefónica automática. El artículo decía: «... la antigua central de la calle San Marcial se ha transformado por completo. La Central Municipal se ha convertido en un centro electro-técnico, donde en todos los departamentos de todos los pisos se han hecho instalaciones especiales cuyo funcionamiento explican los técnicos a los visitantes con una gran facilidad, con una sencillez asombrosa, pero el profano sale de aquella casa admirado, absorto, sin comprender más que en líneas generales el complicado mecanismo que resuelve el problema de la telefonía automática».

Dos días después, el mismo periódico daba una noticia un poco más melancólica: «Adiós a la telefonista».

La central automática desplazó casi totalmente a las telefonistas, que eran las encargadas de interconectar a la persona que llamaba con la que quería hablar. «¿Hola Adela, me pones con Enrique?...»

San Sebastián se había convertido en una ciudad puntera en telefonía. Era la primera capital de provincia que tenía ese servicio. Previamente, en 1923, se había instalado una central automática en Balaguer (Lérida), pero no era una capital de provincia.

Es casi increíble que esta central todavía funcionase en 1988. Había durado nada menos que 62 años. Los donostiarras que tengan más de veinte años seguro que la han utilizado. Hoy es una pieza de museo.

La primera línea telefónica de San Sebastián la instalaron los señores Brunet, para hablar desde su casa en la Avda. de la Libertad 20 con la fábrica que tenían en Lasarte. Si levantaran la cabeza y vieran nuestros móviles cantarían aquello de la zarzuela: Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad.

Enviado por flexarorion a las 18:59 | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/75512

Comentarios

© 2002 flexarorion