Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Junio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > Segundo intercalar
Segundo intercalar 2015-03-09

Segundo intercalar
Publicado en Diario Vasco. Big Bang el 18 de febrero de 2015

Autor: Félix Ares

El año 2015 durará un segundo más que lo hizo 2014

Hemos creado máquinas cada vez más precisas para medir el tiempo, aunque el veredicto final sobre la hora civil lo da la astronomía; es decir, es la rotación de la Tierra la que marca la duración de un día: 24 horas. Lo que tarda la Tierra en dar una vuelta sobre sí misma no es siempre igual; de hecho, hay una disminución de la velocidad de giro que se puede medir, aunque no es uniforme. El factor principal se debe a las mareas, pero nos es único, la velocidad también se ve afectada por las corrientes de aire y de agua, por los seísmos, por los tsunamis e incluso por el choque de meteoritos. Si la disminución por las mareas es bastante estable, todo lo demás depende del azar, no podemos predecirlo. Todo ello significa que nuestro gran reloj, la Tierra, no es demasiado bueno para los estándares actuales. Era excelente para los siglos anteriores al XX, pero ya no lo es.

Si nos vamos 400 millones años hacia atrás, el año duraba 400 días, lo que nos dice claramente que cada día duraba bastante menos que hoy. ¿Y cómo lo sabemos? Hay varias formas pero la más sencilla se basa en el crecimiento de los corales, que lo hacen en anillos donde se distinguen perfectamente los anillos diarios y los anillos anuales. Nos basta contar los diarios entre dos anillos anuales para saber el número de días que tenía el año cuando aquel coral vivía. Este dato nos dice que el día duraba 21,9 horas. Otra forma de datación, la radiométrica –que no voy a contar– nos dice que era de 22 horas. Las dos medidas se refuerzan.

Cuando se inventaron los relojes atómicos, resultó que tenían una precisión mucho mayor que la Tierra. Esos relojes eran muy útiles para mantener la hora en las redes de telecomunicaciones, o en las redes de ordenadores, pero había un conflicto con hora civil que se basaba en la astronomía –en el giro de la Tierra–. Para sincronizar las dos horas lo que se hace es que cuando la diferencia entre los dos tiempos supera los 0,7 segundos se añade o se resta ese segundo de los relojes atómicos. Desde 1972, que fue cuando se implantó el sistema, siempre se ha «sumado» un segundo a los relojes atómicos pero se podría haber dado el efecto contrario; por ejemplo, con un gran terremoto que acelerase el giro de la Tierra y obligase a «restar» un segundo, aunque esto no se ha dado.

Ya hemos llegado a los 0,7 segundos de diferencia y el día 30 de junio de 2015 se añadirá un segundo a los relojes atómicos, así que 2015 durará un segundo más que lo hizo 2014.

Enviado por flexarorion a las 03:24 | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/75410

Comentarios

© 2002 flexarorion