Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > 150 Aniversario de «El origen de las especies
150 Aniversario de «El origen de las especies 2015-02-19

Publicado en el Diario Vasco el 24 de noviembre de 2009

El día 24 de noviembre de hace 150 años se ponía a la venta el libro de Darwin «El origen de las especies»
 
El día 24 de noviembre de hace 150 años se ponía a la venta el libro de Darwin «El origen de las especies». Uno de los libros más influyentes de la historia de la ciencia. El biólogo Theodosius G. Dobzhansky, uno de los creadores de la síntesis moderna del darwinismo decía que «Nada en biología tiene sentido si no es a la luz de la evolución». Llevaba toda la razón.
 
Es un libro que se ha sido claramente superado.  No obstante, la idea básica de «El origen de las especies» sigue siendo perfectamente válida, a saber: que el mecanismo principal que utiliza la naturaleza para dar origen a nuevas especies es que los hijos son ligeramente diferentes de sus padres y que la «selección natural» hace que se reproduzcan más los individuos que estén mejor adaptados al medio, aunque hay que dejar claro que este no es el único mecanismo evolutivo.
 
Con la «teoría de la evolución» hay muchos malos entendidos. El primero deriva de la palabra «teoría». Muchos piensan que «teoría» es equivalente a «supuesto», a cosa sin demostrar, y eso no es cierto. En ciencia “teoría” es el mayor estatus que puede tener idea. Como toda buena teoría científica ha sido predictiva y sus predicciones se han verificado.
 
El segundo malentendido es que la idea de la evolución es de Darwin, que antes de él nadie había pensado en que las especies procedían unas de otras, lo que no es cierto. La idea de la evolución de las especies viene de lejos. Por ejemplo, Anaximandro de Mileto (aprox. -650, -645) ya habla de que unas especies proceden de otras con un razonamiento impecable que podemos suscribir hoy en día. En el siglo XVIII hubo muchos pensadores “evolucionistas” por ejemplo Maupertuis, Lamarck, el abuelo de Darwin,…
 
La gran idea de Darwin y de Alfred Russell Wallace, pues los dos la pensaron a la vez, es que la responsabilidad de la evolución era de la selección natural.
 
El tercer malentendido es que las iglesias cristianas se pusieron en contra de la evolución. Es cierto que hubo muchos eclesiásticos que se pusieron en contra, como hubo muchos científicos que lo hicieron; pero también es cierto que hubo bastantes que estuvieron a favor. Por ejemplo, el eclesiástico Charles Kingsley afirma que la selección natural se trata de «una concepción igualmente noble de Dios». Él consideraba que era tan aceptable para el anglicanismo aceptar un creador que hizo las especies tal como son hoy como que inició el proceso de la evolución. Otros sacerdotes, como Baden Powell, llegan a decir que  creer en milagros es una forma de ateísmo, ya que éstos rompen con las leyes divinas, mientras que el darwinismo las respeta.
 
Celebremos la aparición de un libro que ha dado coherencia a la biología y ha permitido que avance hasta donde está hoy en día.
 
 

Enviado por flexarorion a las 08:24 | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/75325

Comentarios

© 2002 flexarorion