Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > Plaga de pájaros
Plaga de pájaros 2015-02-01


Publicado en Diario Vasco. Big Bang el 21 de enero de 2015

Siglo XIX: Tratando de controlar una plaga de insectos consiguieron otra de pájaros

Los desastres ecológicos por la introducción de especies nuevas son bien conocidos. Por ejemplo, todos recordamos que los conejos en Australia produjeron pérdidas terribles a sus agricultores y siguen siendo un gran problema; otro tanto ocurrió con la introducción de ganado europeo, sus excrementos llegaron a ser una gran fuente de contaminación. La razón es que en Eurasia y en África los escarabajos peloteros se encargan de hacer desaparecer dichos excrementos, pero no había ningún ser vivo que hiciera ese mismo papel en Australia, por lo que fue un desastre, que se ha solventado en gran parte con la importación de dichos escarabajos.
Las aves, a veces, también han sido un desastre. Por ejemplo, la introducción de estorninos en Estados Unidos en 1859, produjo enormes pérdidas en los cultivos de granos y siguen produciéndose.
Se acaba de descubrir otro desastre ecológico en Nueva Zelanda, producido por las aves y por un error difícil de entender. Lo más curioso es que los investigadores que lo han dado a la luz no estaban estudiando plagas sino las canciones de los pájaros, los distintos idiomas y dialectos que hay y cómo estos cambian de una zona a otra. Cambian tanto, que un buen conocedor es capaz de saber a qué parte de un bosque corresponde un canto concreto. Casi todas las especies de aves canoras cantan en el dialecto específico de su zona. Las excepciones son aquellos pájaros en los que cambiar de canto fuera un problema evolutivo. Por ejemplo, los cucos. Se crían en nidos ajenos y no aprenden el lenguaje de sus progenitores sino que tienen el suyo propio.
El estudio, recién publicado en la revista NeoBiota, comenzó como un análisis de los distintos dialectos de un pajarito amarillo aparentemente de lo más inofensivo: Escribano cerillo. Pero muy pronto, al estudiar lo que decía la prensa del siglo XIX de ellos, apareció una historia mucho más interesante. En la mitad del siglo XIX hubo una plaga de insectos que estropeaban las cosechas de Nueva Zelanda. Las «Sociedades de Aclimatación», que se cuidaban de introducir nuevas especies en las islas, pensaron que la solución ideal sería introducir pájaros que se comieran los insectos. Y, por ello, importaron Escribanos cerillos desde Europa. El resultado fue desastroso, pues los pájaros no eran insectívoros sino granívoros y muy pronto comenzaron a comer los granos de las cosechas sin tocar a los insectos. Lo que no se entiende es por qué importaron un pájaro que no es insectívoro.

Enviado por flexarorion a las 09:59 | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/75279

Comentarios

© 2002 flexarorion