Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > IPv6:Internet, una mirada al futuro
IPv6:Internet, una mirada al futuro 2015-01-25

Publicado en el Diario Vasco. Big Bang el 25 de julio de 2012

El 6 de junio fue el lanzamiento mundial del protocolo IPv6, una revolución silenciosa


El día 6 de junio de este año fue el lanzamiento mundial de un nuevo protocolo de comunicaciones para Internet (IPv6). La dirección de Internet es un número que se utiliza para identificar a una máquina que esté conectada a la Red; cuando diseñaron el protocolo más utilizado actualmente (IPv4) pensaron que con algo más de cuatro mil millones de direcciones era suficiente. Pero el crecimiento de aparatos conectados ha sido tan grande que ese número se ha quedado pequeño. IPv6 aumenta enormemente el número de direcciones disponibles. Para hacernos una pequeña idea, a cada ser humano vivo le tocan cinco mil billones de billones de direcciones. Este detalle puede parecer trivial, sin embargo en él está el germen de una gran revolución: dotar de una dirección de Internet prácticamente a cualquier cosa que fabriquemos. Ni que decir tiene que para tener una dirección de Internet debe tener un chip inteligente capaz de conectarse a la misma. Pero ahí entra en juego la miniaturización y la disminución de precio. Una sencilla placa de menos de un centímetro cuadrado y con un precio de unos céntimos es capaz de hacerlo. Es más, si a la hora de diseñar un electrodoméstico lo hacemos teniendo en cuenta que necesita esa conectividad probablemente el precio sea el mismo con o sin conectividad.

Quizá la pregunta que usted se haga sea ¿para qué quiero un electrodoméstico conectado a Internet? Voy a poner un ejemplo que lo demuestra. Piense que usted está trabajando y no sabe con exactitud a qué hora saldrá; pero quiere que nada más llegar a su casa la temperatura sea la adecuada, que el agua de la ducha esté caliente, y que la cena que ha dejado preparada en el horno de microondas esté calentita en el momento de salir de la ducha. Cuando usted sale del trabajo, se conecta a una aplicación «domótica» de su teléfono inteligente y dice que ya ha salido. Inmediatamente la calefacción eléctrica, que está conectada a Internet, se pone a calentar tan solo las habitaciones que usted ha dicho que quiere calientes. Veinte minutos antes de la hora estimada de llegada, el programa da la orden al termo eléctrico de enchufarse. Y nada más entrar en la ducha --que lleva un sensor que lo detecta y con el que informa a la Red--; el horno de microondas se pone en marcha.

La lavadora y el lavaplatos se pondrán en marcha en el momento en el que la tarifa sea más barata. Y, sobre todo, una vez que tengamos todos esos elementos, seguro que habrá miles de emprendedores con magníficas ideas para mejorar nuestra vida.

Enviado por flexarorion a las 09:06 | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/75245

Comentarios

© 2002 flexarorion