Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Mayo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > Diez millones de años de alcohol
Diez millones de años de alcohol 2015-01-06


Publicado en el Diario Vasco. Big Bang el 31 de diciembre de 2014

Hace diez millones de años una mutación en nuestros antecesores permitió aprovecharnos del etanol

Es típico que esta noche abusemos un poquito del alcohol pues nos gusta ese estado «de desinhibición y alegría» que produce. No hay no solo tipo de alcohol. Los alcoholes son una amplia familia de productos que comprende compuestos con moléculas grandes y otros con moléculas pequeñas. El etanol que encontramos en las bebidas alcohólicas es una molécula pequeña.

En el estómago, esófago y boca de mamíferos y primates se encuentra una enzima que metaboliza muy bien las moléculas de alcohol de tamaño grande. Esa enzima se llama ADH4. Pero hay una diferencia muy importante entre la enzima de los mamíferos en general y la de humanos, chimpancés y gorilas. La nuestra tiene una mutación que hace que sea capaz de metabolizar los alcoholes de tamaño pequeño, por ejemplo, el etanol que se encuentra en las bebidas alcohólicas. A esa variante se le da el nombre de ADH4n.

Sin embargo, el orangután, que es otro de nuestros parientes próximos, no posee esa mutación. Eso nos da una pista sobre cuando ocurrió el cambio que nos permite sacarle partido energético al etanol: Después de que el orangután se separara de nosotros, y antes de que lo hicieran gorilas y chimpancés. Eso sitúa el suceso hace diez millones de años, lo que coincide con un importante cambio climático en la parte oriental de África –nuestra cuna– que hizo que los bosques desparecieran y se convirtiera en ecosistemas de pastizales
.
En un reciente artículo aparecido en la revista PNAS, Mathew Carrington, paleogenético del «Santa Fe College» en Gainsville, Florida, deduce que el momento en el que ocurrió la mutación tiene una gran importancia. Nuestros ancestros eran frugívoros, al bajar de los árboles –porque disminuyó su número– y con sus brazos largos, que se arrastraban por el suelo, de vez en cuando tropezaban con frutas. Esas frutas suelen ser las más maduras, y suelen haber empezado la fermentación alcohólica, sobre todo si lleva unos días en el suelo. La fermentación rompe los azúcares y los convierte en etanol. Los primates que tuvieran la mutación en el ADH4, sacarían más energía de las frutas fermentadas y, por lo tanto, tendrían una ventaja competitiva. Es posible que pueda parecer una ventaja insignificante, tan solo sacar un poco más de energía del contenido de alcohol de las frutas fermentadas, pero ya sabemos que en tiempos de extrema penuria, una pequeña diferencia puede ser decisiva para sobrevivir o no.
Esta noche, ¡chin, chin!, disfrutemos del ADH4n. ¡Feliz año nuevo!

Enviado por flexarorion a las 11:07 | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/75168

Comentarios

© 2002 flexarorion