Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > Lidar y arqueología
Lidar y arqueología 2014-12-09


Publicado en Diario Vasco. Big Bang el 26 de noviembre de 2014

Un avión con láser descubre detalles de la minería de oro romana

Hoy en día «Las Médulas» en León son muy conocidas pues en 1977 fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad. Las Médulas, cerca de Ponferrada, no son nada más que los restos más visibles de una extensísima área minera que va desde Ourense hasta Astorga. El nombre de la provincia gallega, Ourense, recuerda su relación con el oro. Se estima que casi el 50% del oro del imperio romano salió de esta zona.
En la entradilla he puesto «minería romana» por necesidades del espacio disponible, pero no es del todo justo con los astures que ya explotaban el oro en esta zona antes que los romanos.
Además del complejo de Las Médulas, que es una de las mayores obras de ingeniería de la antigüedad si no la mayor, había otras muchas zonas mineras, fundamentalmente en los valles de los ríos Turienzo, Duerna y Eria que se sitúan en la ladera oriental del monte Teleno. El oro en pequeñas pepitas se haya mezclado con la tierra procedente de antiguas deposiciones de los ríos. Su modo de extracción es similar al que se usó en la fiebre del oro del California. ¿Lo recuerdan? Con una batea coger arena, batirla, y ver si en el fondo quedaba algo dorado. La diferencia es que los romanos lo hacían a gran escala y no se limitaban a las orillas de los ríos, cuando hacía falta llevaban el agua hasta donde estuviera el oro. Por ese motivo en Las Médulas hay aproximadamente 700 kilómetros de canalizaciones.
En su estudio arqueológico, a partir de los años 60, la fotografía aérea jugó un papel importante. Con ellas se descubrieron canales y pantanos que eran difíciles de ver «in situ».
La fotografía aérea ha sido superada por el Lidar, que es lo mismo que un Radar pero con luz láser. El Radar calcula las distancias con microondas y el Lidar lo hace con luz. El Lidar, más el software adecuado que usa el GPS para saber la posición, permite hacer mapas tridimensionales con gran precisión.
Fernández Lozano, de la Universidad de Salamanca, acaba de publicar un artículo en «Journal of Archaeological Science», con los resultados de usar un Lidar aéreo para estudiar las minas del valle del Eria. La reconstrucción por ordenador nos muestra canales y pantanos muy similares a los de Las Médulas. Aquí los restos son mucho menos visibles, probablemente porque se trata de una excavación terminada, ya no había más arena aurífera. En Las Médulas lo que vemos es una especie de foto congelada de una mina en plena explotación. En el valle del Eria nos encontramos con una mina agotada.

Enviado por flexarorion a las 16:47 | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/75100

Comentarios

© 2002 flexarorion