Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > Ratones casi invisibles, aunque fallecidos
Ratones casi invisibles, aunque fallecidos 2014-12-09

Publicado en Diario Vasco. Big Bang el 12 de octubre de 2014

Crean ratones con cuerpo transparente para ver sus órganos internos a simple vista

Acabo de leer una noticia de esas que te impactan: «crean ratones invisibles». ¿Ratones invisibles? ¿La novela de H. G. Wells «El hombre invisible» se ha hecho realidad?
Cuando lees la noticia más a fondo te das cuenta de que es una exageración, no obstante es un tema sumamente interesante. Los creadores de los animales casi invisibles son los científicos del «Riken Quantitative Biology Center» de Japón en colaboración con la universidad de Tokio.
Su intención no es hacer ratones [casi] invisibles, aunque ese sea uno de los resultados marginales; lo que ellos pretenden es hacer transparentes ciertas partes del cuerpo para poder ver en detalle la estructura celular de uno o varios órganos.
Su pretensión no es nueva, previamente habían obtenido imágenes del cerebro completo mediante un método que llaman CUBIC –Clear, Unosbtructive Brain Images Cocktails and Computacional Analysis, que podríamos traducir como Cócteles para obtener Imágenes cerebrales limpias, sin obstáculos, y análisis computacional–. El tejido cerebral es rico en grasas y el CUBIC era capaz de hacerlas transparentes y, por lo tanto, obtener una excelente imagen de lo demás. Es decir, haciendo transparentes las grasas lograban ver la estructura celular.
Para otros órganos se dieron cuenta de que lo que obstruía la posibilidad de obtener una imagen limpia eran unidades que se llaman cromóforos que absorben la luz. Un cromóforo que interfiere muchísimo es el «heme», que forma parte de la hemoglobina de la sangre y que, por lo tanto, está presente en la mayor parte de los tejidos. El heme impide ver el interior de los órganos. Los investigadores descubrieron que aplicando el coctel de CUBIC es capaz de extraer el heme de la hemoglobina y al hacerlo hace que esos órganos sean mucho más transparentes: se pueden ver las células en su interior.
Usando este método tomaron imágenes de los cerebros, corazones, pulmones, riñones e hígados de los ratones muertos. Las imágenes las tomaban con una técnica que se llama «light-sheet fluorescent microscopy», que es similar a cortar el órgano en finas lonchas y estudiar cada una de ellas y juntarlas para ver el órgano completo, pero todo ello sin necesidad de cortar nada de verdad. El corte se hace con la luz.
Un resultado interesante fue que al analizar los islotes de Langerhans, que son los que producen la insulina, encontraron diferencias significativas entre los ratones diabéticos y los que no tenían la enfermedad. Y ese es solo el principio.

Enviado por flexarorion a las 16:43 | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/75098

Comentarios

© 2002 flexarorion