Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > Me atacan con caca de perro: ¡Me rindo!
Me atacan con caca de perro: ¡Me rindo! 2003-03-25



Tenería de fez:

http://www.indalia.es/informativo/historia/imagenes/musulmana/continuidad/112a.jpg


-Vaya Flexar, no sabía que eras tan cobarde. Mira que rendirte porque te atacan con caca de perro.
-Bueno, no te lo tomes así. No me refiero a mí. Piensa que soy una pieza de cuero. Entonces te quedará claro.
-Pues la verdad es que no. Que yo sepa los cueros no se rinden, por la sencilla razón de que no hacen la guerra.
-Ya sé cuál es el problema. Es que no te he dicho que rendir, cuando hablamos de cuero, lo que significa es hacerlo flexible. Mira, te cuento. Si cogemos una piel de vaca, le quitamos toda la carne, y la dejamos secar, lo que obtenemos es algo tan duro como la madera. No es nada flexible. Una de sus pocas utilidades sería hacer suelas de zapatos. ¿Ya has visto lo duras que son las suelas de los zapatos de cuero, no?
-Sí, por supuesto.
-Pues sigo con la historia. Para hacer el cuero más flexible lo que se hace es quitar una cierta cantidad de proteína de las fibras. Ya el escritor romano Plinio nos dice que para rendir el cuero hay que untarlo con excrementos de paloma.
-¿Qué Plinio el joven o el viejo?
-Pues no lo sé, pero es intrascendente para la historia. Déjame que continúe.
-¡Vale, vale! Continúa.
-Desde hace más de dos mil años se han utilizado los excrementos de paloma para esta tarea. Más tarde se utilizaron excrementos de perro.
-No me imagino a la gente, buscando cacas de perro como locos, para vendérselos al curtidor.
-No te lo imaginas, pero así ha sido hasta principios del siglo XX.
-¿Y cómo aplicaban las cacas a las pieles, me imagino que no lo harían con las manos?
-Pues no imaginas del todo bien, pues como las pieles había que pringarlas bien pringadas, lo hacían con algún aplicador, pero la mayoría de las veces tenían que acudir a las manos, o a los pies. Para distribuir el excremento y que penetrase bien en la piel, las pisaban de un modo muy similar a como se pisan las uvas.
-Hay una cosa que no entiendo, ¿qué tiene que ver la caca de perro con eliminar parte de las proteínas de las pieles?
-Esa misma pregunta se la hizo Joseph Turney Wood y en 1899 descubrió que los excrementos contenían grandes cantidades de bacterias que producían unas proteínas llamadas proteasas. Ellas son las que degradan del cuero.
-Me decías antes que había que degradar las proteínas y ahora me dices que se degradan con otras proteínas: las protesas.
-Sí. Aunque si afinamos un poco más, debemos decir que las proteasa son un tipo especial de proteínas que se llaman enzimas. ¿Ya sabes lo que son las enzimas, no?
-Sí, si, claro. Son catalizadores. Es decir, aceleran las reacciones pero no se consumen en ellas.
-Eso es. Así que los excrementos de perro o de ave contenían proteasa. Y es la proteasa la que degrada el cuero.
-Supongo que habrá una dosis y un tiempo, pues si es poco tiempo o dosis pequeña, el cuero no queda suficientemente flexible, y si es mucho, el cuero es demasiado blando.
-Has acertado. El trabajo de rendir el cuero era muy delicado y lo hacían artesanos especializados.
-Estupendo, Flexar, pero si te parece continuamos con la historia. Me habías dicho que Joseph Turney Wood, descubre que lo que hay en los excrementos es proteasa. Supongo que tratarían de obtener proteasas de un modo menos sucio.
-Pues sí, lo intentaron; pero fue el Dr Otto Rohm el que logró reemplazar los excrementos con un jugo de proteasas obtenidas del pancreas de cerdo. Al producto lo llamó Oropon que significa jugo. Para comercializarlo creó la compañía Rohm and Haas. Poco después se hizo mundialmente famosos por el invento del polimetil metacrilato.
-¿Poli qué?
-Polimetil metacrilato, es decir, Plexiglás.
-Pues haber empezado por ahí.
-Lo más curioso es que Rohm también pensó que el mismo sistema podría servir para hacer un detergente. Lo hizo y lo veremos en el próximo capítulo.

Próximo capítulo: Albornoz de cerdo.

De esto ha habldo el Heraldo de Aragón: http://escolar.heraldo.es/hemeroteca/574/html/heraldin2.html

Enviado por flexarorion a las 17:32 | 3 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/6446

Comentarios

1
De: Ctugha Fecha: 2003-03-25 17:56

Cool. No preguntaré con qué hacían las bebidas con gas en el siglo XIX.



2
De: fernand0 Fecha: 2003-03-25 20:08

En el capítulo de ayer le proponían a Bart Simpson pegarse algo a la cara con caca de perro. El respondía: ¿estás loco? ¿quieres que me ponga en la cara eso que ha estado en el suelo?

Perdón por la salida de tema.



3
De: Carlos Daniel Alvarez Fecha: 2006-09-11 03:43

Uhmmm..muy interesante!!! Espero el segundo capitulo.



© 2002 flexarorion