Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > Una lección del Columbia: el riesgo cero no existe
Una lección del Columbia: el riesgo cero no existe 2003-02-05

Con la catástrofe del Columbia he recibido la llamada de varios medios pidiéndome mi opinión. Al hablar con la mayoría de ellos he percibido la extraña sensación de que pensaban que la seguridad al cien por ciento estaba garantizada.

En cuarenta y seis años no había habido ningún accidente en reentrada, en sus veintiocho viajes el Columbia nunca había tenido percances, ¿por qué ahora?, ¿por falta de dinero?, ¿por dejadez de NASA?,...

No me ha resultado fácil decirles que la investigación espacial es una tarea muy peligrosa y que lo sorprendente es que haya habido tan pocos muertos. Tampoco me ha resultado sencillo explicar que la posible falta de presupuesto, la posible dejadez, son cosas que ocurren en toda actividad humana, y que hay que contar con ellas.

Hay hechos que siempre me hacen pensar, aunque no me sorprenden, se mueren siete astronautas en un vuelo peligroso y se arma un revuelo mundial y se paran todos sus vuelos; se mueren siete personas en un accidente de autobús, de tren o de barco-teóricamente mucho más seguros que el Columbia- y pasa desapercibido y nadie prohíbe circular a los autobuses, los trenes o los barcos.

Me sorprende la extraña percepción de las probabilidades que tiene el público en general y los periodistas en particular.

Creo que los educadores -entendiendo esa palabra en un sentido muy amplio- debiéramos aprovechar el tirón mediático del Columbia para transmitir a nuestros alumnos que la seguridad absoluta no existe, que siempre hay una cierta probabilidad de que algo vaya mal, que no hay forma humana de hacer algo cuya probabilidad de accidente sea cero; que hay que hacer esfuerzos para conseguir que el riego sea pequeño, pero que es imposible que sea cero. Hacerles ver que la riesgo cero es paralizante. El único modo por el que una actividad tuviera una seguridad del cien por ciento es no hacerla.

Quizá fuera bueno hacer ver que si en la vida ordinaria se tomarán las mismas decisiones que se tomaron con el Challenger, que fue parar durante dos años su funcionamiento, hoy no podríamos vivir: no tendríamos alimentos, pues causan muchos muertos a lo largo del año por no ser cien por ciento seguros; ni beber agua, ni tener electricidad o gas en los hogares, ni automóviles, ni aviones, ni televisores, ni hornos de microondas, ni ascensores, ni medicinas, ni hospitales, ni cines, ... ni sexo.

Enviado por flexarorion a las 17:18 | 3 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/5269

Comentarios

1
De: Tlaloc Fecha: 2003-02-05 18:09

Efectivamente, la parálisis total es el la contrapartida de la pretensión del riesgo cero. Lo sabe todo el mundo... pero se nos olvida. La valoración del "riesgo asumible" es asunto muy controvertido, y es un arma utilizada corruptamente por dos facciones de la sociedad: los inmovilistas que no quieren asumir riesgos, viendo conspiraciones por todos los sitios (léase los ecologistas acientíficos); y los que quieren obtener beneficios a corto plazo , minimizando la relevancia de los riesgos (léase los intereses del gran capital). En medio? Casi toda la humanidad. Solución? Va explícita en el mensaje original: educación, información, ciencia.Y libertad.



2
De: rvr Fecha: 2003-02-05 18:39

José Luis Calvo también hablaba sobre este asunto en Riesgo cero y riesgo inaceptable.



3
De: elRene Fecha: 2003-02-06 06:41

La diferencia, claro, está en el grado de exposición, de publicidad. Mientras
más pública y promocionada es una actividad, mayor es el riesgo de que se
sujete a controles. No tanto por el riesgo físico de la actividad en sí, sino
porque puede argüírse como modelo o como antecedente de otras actividades. El
riesgo que lamentan los medios en el Columbia no es el de que mueran siete
personas. Es el de que una empresa que gasta millones de dólares no
corresponda a un modelo ideal racional. Es estúpido, lo sé, pero es lo que ha
anquilosado la televisión, y lo que amenaza la internet.



© 2002 flexarorion