Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > De noche no todos los gatos son pardos, al menos para algunas polillas
De noche no todos los gatos son pardos, al menos para algunas polillas 2003-01-12





Dice el refrán que de noche todos los gatos son pardos. En el enlace que he puesto abajo, lo dice de un modo más sonoro: Di notte tutti i gatti sono neri.

Es verdad. De noche nosotros vemos a todos los gatos grises. Esto es más que un refrán, señala una de las características de nuestro sistema visual: los células sensibles a los colores son los conos. Los que son sensible sólo a la luminosidad (luminancia), es decir los que ven en blanco y negro, son los bastoncillos.

Los bastoncillos son mucho más sensibles que los conos. Es decir, para ver en color se necesita mucha más luz que para ver en blanco y negro. Por eso, por la noche, cuando hay poca luz sólo vemos en blanco y negro, ERGO todos los gatos son pardos.

Hasta hace muy poquito se pensaba que eso mismo ocurría con las polillas, que de noche, para ellas, todas las flores eran pardas.

Pero, estudios recientes de la universidad sueca de Lund han demostrado que no es así. Al menos la polilla Deilephila elpenor es capaz de ver colores con muy poca luz. Tan poca como una noche estrellada pero sin luna.

A los científicos este hecho les pilló de sorpresa pues lo que querían demostrar era que las polillas (mariposas nocturnas) se dirigían a las zonas más claras.

Pero el resultado no ha sido ese. Las polillas del experimento distinguen los colores incluso con esa poca luz que hemos mencionado: noche estrellada sin luna.

Tres estudiantes de la universidad de Lund entrenaron a las polillas para darles un premio (una solución con azúcar) si iban a una flor amarilla o azul.

Su sorpresa ha sido que en plena noche, han ido a las flores de esos colores. Lo que demuestra que con tan poca luz ven en colores.

Las flores eran artificiales.

En otros experimentos fueron capaces de identificar otros colores tales como verde o turquesa.

En una serie de experimentos posteriores demostraron que esta polilla también tenían constancia de colores. Es decir, reconocían un color con diferentes iluminaciones (algo nada sencillo de hacer, aunque nos parezca lo contrario porque nosotros lo hacemos).

Los tres investigadores son:

Almut Kelber, Eric Warrant, Anna Balkenius







Más datos

Enviado por flexarorion a las 12:34 | 1 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/4742

Comentarios

1
De: el gato de cheshire Fecha: 2003-01-12 15:20

que feliz vida la de los investigadores, sus florecillas y sus polillas!!!
me pregunto si en la investigación se tuvo en cuenta a gatos oníricos, porque desde que el Sr. L. Carrol me escribió en un jardín con flores parlantes, no recuerdo adonde voy cuando desaparezco, ni si soy pard@ de noche, al igual que el resto de mis iguales gatunos.
de lo cual deduzco, por propia experiencia, y con todo el respeto del mundo a los felices investigadores...que no todos los gatos son pardos.



© 2002 flexarorion