Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > Ladrón titulado, se necesita
Ladrón titulado, se necesita 2006-10-03


Hace unos pocos días que volví a ver en la tele la película “El Golpe” en la que trabajan Robert Redford y Paul Newman.

Uno sale de esa película con la idea de que los ladrones son gente muy creativa y trabajadora y que sabe solucionar problemas complejos. ¡Lástima que no dediquen sus habilidades a algo honrado!

Pues resulta que no es sólo una impresión obtenida tras ver una película. Investigadores de la Universidad de Portsmouth, en Inglaterra, han llegado a la extraña conclusión de que si los ladrones en serie pusieran sus habilidades del lado de la ley, estarían tan dotados como los cirujanos o los pilotos. Lo de cirujanos o pilotos lo dicen los autores del estudio, no es cosa mía.

El trabajo fue publicado en el The British Journal of Criminology, volumen 46, número 5. El artículo se titulaba Expert Decisión Making in Burglars y sus autores son Claure Nee y Amy Meenaghan.

Entrevistaron a 50 ladrones experimentados para identificar cómo era su toma de decisiones y en 45 de ellos descubrieron que decidían de modo rápido y metódicamente, que reconocían los estímulos o señales relevantes instantáneamente o en muy poco tiempo, con una gran profesionalidad y que eran capaces de trabajar en varias cosas a la vez. Estudiaron cómo tomaban las decisiones iniciales, cómo seleccionaban el objetivo y cómo realizaban las búsquedas dentro de las propiedades. 37 de los 45 al contar sus estrategias de búsqueda usaron términos que significan que lo hacen automáticamente, ya no piensan ni dudan, como los principiantes, lo que es una de las características de un profesional experto.

Compararon sus habilidades con las que la literatura considera que tienen los profesionales expertos y llegaron a la conclusión de que son las mismas.

Eso significa que la mayoría de ellos son muy capaces de ganarse la vida de un modo honrado y están abiertos al aprendizaje. Probablemente, dicen los autores del estudio, su desvío se debe a que en su moemento no tuvieron una formación adecuada.

Los investigadores también descubrieron que los ladrones eran mejores identificando puntos débiles de la seguridad que los policías que aconsejan sobre ello.

Los investigadores piensan que estos datos son muy importantes para rehabilitar a los ladrones.

Ni que decir tiene que como asesores de seguridad valen, pero los investigadores dicen que tienen capacidades para llegar a la cima de cualquier carrera profesional.

Ahora que nos enfrentamos a una falta de talento, no hay suficientes personas para cubrir todos los puestos especializados que se necesitan, a lo mejor nos encontramos con que los ladrones repetitivos, son un nuevo “caladero” de trabajadores.

En el estudio, ya hemos visto, que de 50 entrevistados—de la cárcel de Winchester--, 45 eran auténticos profesionales; pero hubo cinco que no.

¿Cómo diferenciar los auténticos profesionales de los aficionados? ¿Tal vez en la rehabilitación habría que darles un título?:

DIPLOMA

El Director de la cárcel de XXXXX garantiza que D. XXXX XXXX ha superado con éxito las pruebas de ladrón residencial, con nota de 7,5 (notable).

Además ha realizado un curso de XXXXX

....

Aunque ahora nos parezca muy extraño, a lo mejor dentro de poco, veremos anuncios similares a éste:

Se necesita ladrón titulado para trabajo en xxxx xxxx. Se valora amplia experiencia y conocimiento de idiomas. Se ofrece: Contrato indefinido, buen ambiente de trabajo en un equipo joven y muy motivado, coche de la empresa, bonificaciones,...

Más información
The British Journal of Criminology

Enviado por flexarorion a las 21:42 | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/43451

Comentarios

© 2002 flexarorion