Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > Chapapote (5): A merced de las olas
Chapapote (5): A merced de las olas 2002-12-22


A mis alumnos siempre les he contado que las ondas electromagnéticas se comportan como las olas. Hablando de las olas les he dicho que si un corcho flota en ellas sube y baja, va hacia adelante y hacia atrás, pero que no se desplaza.

Es la simplificación que todos los profesores hacemos... y que es mentira. O, mejor dicho, es un reduccionismo obligado.

Realmente las olas del mar se crean por el viento que roza tangencialmente la superficie del mar, más las corrientes marinas, más las mareas, más los movimientos de convención, más los movimientos por salinidad... Todo ello muy complejo para explicarlo de modo sencillo. De ahí el obligado reduccionismo.

De la velocidad del viento depende la altura de las olas, su periodo y la distancia entre crestas. Veamos un ejemplo: Con una fuerza de viento 5 se originas olas cuya longitud entre crestas es de 60 m (es decir, su longitud de onda es de 60 m). Su altura es de 5 m (la amplitud es 5 m) y el periodo, es decir, el tiempo que tardaría el imaginario corcho en estar dos veces a la máxima altura, es de 6 segundos.

Vientos de fuerza 5, según la escala de Beaufort son vientos entre 40 y 50 km/h. Podríamos decir que es viento moderado o brisa fuerte.

Además de todo esto, el agua se mueve. Hay un arrastre de agua, debido a las olas. No se originan olas si no hay viento, y el viento no sólo hace oscilar al agua, también la desplaza.

Se podrían crear olas estacionarias en las que el agua no se mueve, pero normalmente, cerca de las costas, hay arrastre de agua.

Pues en Galicia, el arrastre de las olas tiene aproximadamente la misma dirección del viento dominante. Es decir, las olas arrastran a los objetos que flotan en ellas (bien cadáveres, bien chapapote) hacia el noreste. Teniendo en cuenta dónde se hundió el Prestige, empujan el fuel hacia la costa: Rías Bajas, Costa da Morte, Rías altas.

Con esto ya tenemos los tres ingredientes que explican que los cadáveres que caen en el Duero lleguen RÁPIDAMENTE a la Costa da Morte:

1.Corriente d Navidad
2.Arrastre por el viento.
3.Arrastre por oleaje, que no tiene porque coincidir exactamente con el del viento.

Si los tres factores actúan en el mismo sentido la velocidad es muy considerable. Tanto que se pueden recorrer la distancia entre el Duero y la Costa da Morte en tres días.

Con esto hemos contestado a algunas de nuestras preguntas, pero nos falta por contestar otra:

Tanto el viento, como la corriente de Navidad, como el arrastre de oleaje empujan al fuel y a los cadáveres hacia el noreste, ¿por qué los cadáveres no entraron en las Rías Bajas?

Esta pregunta se puede traducir en otra más importante para nosotros en este momento: ¿por qué el chapapote no ha afectado a la Rías Bajas tan fuertemente como lo ha hecho en la Costa da Morte?

La respuesta en Chapapote 6.

Observación: lo aquí escrito son sólo notas en bruto para mis programas de radio. Si quiere una versión más elaborada, por favor, póngase en contacto conmigo.




Enviado por flexarorion a las 10:36 | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/4342

Comentarios

© 2002 flexarorion