Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Julio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > El asesino, la aceituna
El asesino, la aceituna 2003-11-22



La semana pasada estuvimos jugando a CSI 'en la cocina'.

Utilizamos un sistema casero de la PCR. Para hacerlo a mano se utilizan dos cacerolas, una que está encima de una estufa y que, por tanto, se mantiene a 100 grados y otras, también con un pequeño calentador, un termómetro y cubitos de hielo. La meta es que el agua esté a 60 grados; asíq eue dentro del agua hay un termómetro, cuando sube se echa un cubito de hielo, así hasta que se acabe el experimento.

Se están trabajando con cantidades de ADN disueltas en agua minúsculas -en el rango de los microlitros-. Hay que tenerlo 20 segundos en la cacerola a 100 grados. Unos microlitros a 100 grados durante veinte segundos sería suficiente para evaporarlo en unos pocos ciclos. Para evitarlo, encima se pone una microgota de aceite.

El teacher preguntó a los alumnos: ¿qué tipo de aceite pondremos?

Uno contestó: 'de oliva'

Entonces el profe, contó que supusiéramos que una electroforesis correspondiera a uno de los sospechosos, otra a otro, otra a otro,... así hasta seis; después había otra misteriosa que no nos dijo qué era, pero nos dijo que estaba escrito por detrás.

Se cogió el ADN del presunto asesino y se hizo el proceso de amplificación, echando la gota de aceite de oliva, ... se hizo la electroforesis con gel de agarosa y se obtuvo la foto del ADN asesino.

Se comparó con las que teníamos y el mayor parecido salió con la hoja misteriosa.

-Pues está claro, el asesino es el de la hoja misteriosa. Vamos a ver quién es.

Se dio la vuelta y leímos: aceituna.

El asesino era la aceituna. Sin querer habíamos analizado el ADN del aceite en vez del del supuesto asesino.

Entonces, el teacher se rio y nos dijo: tal como habéis visto experiementalmente, el aceite de oliva no sirve, hay que echar aceite mineral, aceite sin ADN.

Enviado por flexarorion a las 05:15 | 3 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/13211

Comentarios

1
De: Vendell Fecha: 2003-11-22 18:30

Supongo que el aceite moriría de un estofado ;-)

Por cierto, estoy buscando alguna de sus entradas sobre telefonía móvil que hable sobre los scramblers o inhibidores de señal en determinadas zonas. Tengo entendido que dichos trastos son ilegales, ¿pero sabe Vd si aún así se usan con cierta frecuencia?

Muchas gracias



2
De: de flexarorion para Vendell Fecha: 2003-11-23 00:01

enImagínese que usted está en el cine o en una sala de conciertos, absorto en lo que está viendo y oyendo y de repente esa magia es interrumpida por el llamado de un teléfono celular. O va en un tren o metro atiborrado de pasajeros y de pronto suena uno de tales aparatitos y usted tiene que aguantarse toda una conversación que para nada le interesa.

La solución a esa tortura acaba de ser encontrada y su legalización es motivo de acalorados debates en el Canadá. De llegar a ser aprobados allí, su uso se podría extender de inmediato al gran vecino del sur, los EEUU, y de allí saltaría su fama indudablemente a los cuatro puntos cardinales del planeta. La agencia española EFE ha dedicado atención al tema.

Los "silenciadores" de teléfonos celulares, cuya legalización estudia Canadá, podrían convertirse en aparatos casi tan populares como los propios móviles gracias a su extendido uso, que en muchos casos llega al abuso. Canadá se prepara para el que puede ser uno de los debates públicos más acalorados de los últimos años, que ya empieza a levantar acaloradas opiniones a pesar de que, oficialmente, los argumentos no se recibirán hasta dentro de unas semanas.

A iniciativa del Ministerio de Industria, a partir del 1 de abril los canadienses tendrán 90 días para manifestar su apoyo u oposición a la legalización o no del uso de "silenciadores" de teléfonos celulares. Estos aparatos evitan el funcionamiento de una de las formas de comunicación más populares de la última década. La meca del celular es Finlandia, ya que prácticamente cada habitante del país cuenta con un aparato, y no es extrañar, ya que Finlandia es la sede de la popular marca Nokia. En Canadá existen casi 8 millones y medio de celulares. Más de una cuarta parte de la población del país tiene un teléfono móvil y está previsto que esta cifra aumente un 30 por ciento durante el presente año, ofreciendo similares tasas de crecimiento para el futuro cercano.

La proliferación de estos aparatos es patente en las calles de las grandes ciudades del país: los transportes públicos, restaurantes, estadios de deportes, cualquier recinto público o privado se ha convertido en un locutorio telefónico particular a cualquier hora del día. Pero en el Canadá, al igual que en la mayor parte del mundo, la expansión de los celulares está generando una creciente ola de rechazo tanto por razones de seguridad como por los inconvenientes que a veces provocan estos indispensables pero a veces insoportables aparatitos. Diferentes estudios internacionales señalan que los propietarios teléfonos de móviles sufren más accidentes de circulación, ocasionados por la distracción que se presenta en el momento de recibir o iniciar una llamada telefónica. Además, las irradiaciones electromagnéticas de los celulares pueden interferir en el funcionamiento de equipos medicos, marcapasos y otros aparatos o afectar las comunicaciones en aeropuertos y aviones, donde su uso está restringido.

Otro aspecto que parece preocupar a muchos gobiernos es el de que entre grupos terroristas está aumentando el uso de los teléfonos celulares, utilizados como control remoto para activar bombas. En salas de cine, restaurantes y otros lugares públicos, también aumentan las quejas de clientes que son molestados por la actividad de los móviles. Para muchos, la solución a estos problemas está en la legalización de los "silenciadores" de teléfonos celulares, que son ilegales en muchos países y de los que existen diferentes fabricantes y diversos modelos. Por 150 dólares, el fabricante de uno de estos "silenciadores", que puede ser llevado en un bolsillo, ofrece un aparato "lo suficientemente potente para evitar que los teléfonos celulares sean usados en una habitación de grandes dimensiones". La publicidad señala que este potencialmente muy popular silenciador, "le permitirá efectuar sus reuniones de negocios, seminarios y conferencias sin interrupciones.

Además, el nuevo gadget evita interferencias en edificios cercanos porque sus ondas no penetran a través de ventanas, ladrillos o muros de cemento". Además, para contrarrestar a los que argumentan que el uso de silenciadores dejaría incomunicados a personal de emergencia que está en contacto a través de comunicaciones inalámbricas, el fabricante asegura que este silenciador "no afecta a los buscapersonas o beepers". "Este detalle es importante porque los buscapersonas son utilizados por la mayoría del personal de emergencia", según señala el fabricante. Los modelos cubren desde un radio de 15 metros hasta un máximo de varios kilómetros y sus tamaños varían desde las dimensiones de una cajetilla de cigarros hasta las de un maletín con un peso de 12 kilogramos. Otros aparatos de reciente desarrollo utilizan una tecnología denominada "Bluetooth" para cambiar el funcionamiento de los celulares, silenciándolos, pero permitiéndoles recibir llamadas si utilizan el modo de vibración y no el de sonido.
----
----
Todavía son ilegales España se utilizan en muchas iglesias, por ejemplo.



3
De: Vendell Fecha: 2003-11-23 01:03

Caramba. ¿Algún link por ahí?

Por cierto, no parecen muchos móviles para un país como Canadá. El otro día leímos que en España hay más de 30 millones de líneas de telefonía móvil dadas de alta



© 2002 flexarorion