Ciencia 15

Comentarios intrascendentes a noticias científicas y técnicas de los últimos quince días (más o menos)
Archivos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > Vivir en las alturas: La extraña influencia de los genes
Vivir en las alturas: La extraña influencia de los genes 2003-08-06

Todos hemos visto que los nativos andinos y del Tibet tienen una caja torácica más grande que nosotros. Con ello tienen mayor capacidad pulmonar, lo que es muy interesante cuando se vive en alturas en las que falta el oxígeno.
Es muy fácil pensar que se trata de una característica de los andinos atribuible a los genes.

La verdad es que sí se trata de una característica atribuible a los genes pero que nada tiene que ver con que seas andino o no.

Si a un niño de corta edad se le lleva a vivir a zonas montañosas altas -Andes, Tibet- la forma de su pecho se transforma para tener mayor capacidad pulmonar.

Estamos pues, ante una influencia genética: nuestros genes hacen que nuestro pecho se desarrolle más con escasez de oxígeno; pero es una influencia que se da en todos los seres humanos; tiene poco que ver con los genes particulares de una etnia.

Sin embargo hay otras características de los habitantes del Tibet que sí están ligados con sus genes. Los tibetanos adultos tienen la arteria pulmonar más fina que el resto de humanos. De eso modo ofrecen menor resistencia a la circulación de la sangre con lo que el corazón bombea con más facilidad oxígeno a los pulmones durante los ejercicios fatigosos. Es curioso ver que las llamas y los yaks han adoptado la misma solución para copar con la menor disponibilidad de oxígeno. Sin duda una evolución convergente.

En este caso podemos decir que se trata de una característica genética de los tibetanos. Solamente se da en ellos y no en otras personas que viven a alturas similares, como son los andinos o los chinos que ahora viven con ellos.

De estos dos hechos, quiero destacar el primero. Si tuviéramos dos gemelos y nada más nacer a uno le llevasenn a vivir a los Andes, a 4 000 metros de altura, y otro estuviera en la orilla del mar, uno desarrollaría un gran pecho y una gran capacidad pulmonar y el otro no. Sus aspectos físicos serían muy diferentes.

¡Qué golpe para los que quieren clonar personas! Por suerte, las personas somo mucho más que genes.


artículo


Enviado por flexarorion a las 15:10 | 2 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ciencia15.blogalia.com//trackbacks/10411

Comentarios

1
De: Uno Fecha: 2003-08-07 19:34

No, no lo són.



2
De: Uno. Fecha: 2003-08-07 19:35

Perdón, "son".



© 2002 flexarorion